martes, mayo 02, 2006

El mensaje del agua



Recientemente las investigaciones del Dr. Maseru Emoto se divulgaron ampliamente por la referencia que se hizo de ellas en la película ¿What the –bleep do you know?.y por la publicación de su libro, El mensaje del agua, en diferentes idiomas
En sus libros, el autor describe uno de los más sorprendentes descubrimientos. El agua es capaz de guardar cualquier información, que se hace visible con la congelación y la posterior observación de los distintos cristales hexagonales. A este fenómeno, él lo denomina Hado.
Las diversas fuentes naturales producen generalmente cristales sumamente hermosos, mientras que en la mayoría de las aguas potables de las grandes ciudades, prácticamente no se producen imágenes.
De la misma manera, si se le aplica una información musical al agua destilada, esta produce bellos cristales. Con la música clásica, por ejemplo de compositores como Mozart o Bach (ver la gráfica), al igual que con los sutras o las baladas populares antiguas. Mientras que con la música Rock pesada, por ejemplo de "Heavy metal" no se forman cristales.
Igualmente la imagen de una foto positiva o una palabra escrita que contiene buenos sentimientos, por ejemplo "amor", "gracias" etc. produce bellos cristales (ya sea en idioma japonés o en inglés), mientras que con las palabras "diablo", "tonto" etc. no se forman. La imagen formada con la palabra "idiota" más bien se parece a los del "Heavy Metal
Básicamente el Dr. Emoto ha venido a demostrar, con todo el protocolo usado en la ciencia, lo que los esoteristas y místicos nos vienen diciendo desde siempre. Nuestros pensamientos son capaces de incidir en la realidad y modificarla. Si lo consideramos bien, éste es el fundamento de buena parte la teoría mágica.Sin embargo, y en honor a la verdad, las investigaciones del Dr. Emoto lo único que hacen es darle luz a una información que ya se sabía desde hace mucho, pero que estaba restringida a círculos esotéricos. Como prueba de mi aseveración transcribo un párrafo del libro Iniciación al Hermetismo del maestro Franz Bardon.
Podemos considerar al elemento acuoso como un acumulador capaz de ser magnetizado, y conservar las influencias buenas o malas que se depositen en el. Con su mayor peso específico, es decir cuatro grados sobre cero se da la mayor respuesta.

1 comentario:

FIB dijo...

Yo vi ese video y lo que mas me impacto fue precisamente lo del agua. Despues vi el libro y tuve la necesidad de comprarlo inmediatamente y si es impresionante