jueves, marzo 15, 2007

Fabián y el Chaos Magick


Recientemente me he vuelto a encontrar con mi sobrino Fabián, la razón por la que no nos vemos demasiado es porque la mayor parte de su vida la ha pasado en Londres donde lo llevaron a los siete u ocho años, y salvo vacaciones es poco lo que nos hemos tratado. Actualmente tiene veinticinco y se mudó a México para alejarse de un período “oscuro” de su vida. Esta semana fue a visitarme y me comentó que en general le va bien, pero estaba algo angustiado porque sentía que algunas actitudes de su parte estaban perjudicando una relación de noviazgo que está comenzando. Dijo que por alguna razón el trato con sus parejas se volvía áspero, y declaró que ahora si quería que ésta vez funcionara. Quisiera que notaran la similitud con un ritual mágico donde se declara la intención ó propósito de la operación. El caso es que él cuenta que tuvo una temporada donde las cosas se le daban muy bien y luego cayó en un bache emocional y se lo atribuía a que había estado haciendo una serie de rituales que le enseñó un amigo y que por alguna causa le perdió la pista a esa amistad y posteriormente ya no tuvo energía para seguir con sus prácticas.
Un par de días después lo volví a ver y la conversación giraba en torno al material de éste blog, en algún momento dijo que los practicantes de Chaos Magick no le simpatizaban y al preguntarle porqué comentó que en Londres conoció a uno con el que tuvo alguna diferencia porque era novio de una chica con la que empezó a salir. Peor aún, en esa misma temporada salía con otra mujer que a su vez era novia de un practicante de magia que involucraba al panteón egipcio. Mucho peor todavía, parece que después de una serie de contingencias ambas mujeres se conocieron y a través de ellas sus respectivas parejas.
Ambos magos y con fundados resentimientos contra mi sobrino; ese fue el momento cuando le hice una pregunta retórica ¿de casualidad tus problemas empezaron en esa época? –Ah fue por eso- respondió.- ¿acaso no lo sabías? Yo creo que hasta ahora te vas a dar permiso de darte cuenta de lo que te perjudicaron, y se corresponde precisamente con el momento en que expresas el deseo de que tu vida cambie.
Los detalles y casualidades alrededor del tema son largos de explicar pero en general apuntan a que uno de sus rivales ó ambos por separado, ó en conjunto estuvieron fastidiando a mi sobrino; lo que lo llevó a perder relaciones, oportunidades de trabajo y desembocó en su cambio de país. Le di un ritual para que cortara los lazos con esas personas y le comenté que era probable que a raíz del destierro tuviera noticias de ellos, pero que no reanudara por ningún motivo el contacto.
El caso es muy paradigmático y por eso lo quería comentar. En primer lugar la necesidad de un cambio que viene del interior de la persona y la formulación del deseo. El asumir el castigo que deriva de la operación se da en parte con el consentimiento de los niveles inconscientes de la persona que en éste caso sabe que obro mal y necesita ser corregido. Y bueno, es probable que el golpe energético de cortar el lazo, lo resienta la otra parte, sobre todo porque mi sobrino dice que todo éste tiempo le estuvieron drenando su energía.

3 comentarios:

Deirge dijo...

Interesante esta experiencia Sator. Pienso que muchas de las consecuencias mágicas que en ocasiones sufren los practicantes inexpertos e incluso los muy versados en la materia, es la incapacidad para sellar el vinculo energético. Suele ocurrir en ocasiones, que ciertos rituales realizados con un propósito poco concreto crean una subyacente huella en los participantes, incluso de manera inconciente. Me llama mucho la atención que menciones que tu sobrino llevó a cabo ciertos pases mágicos recomendados por estos conocidos... lo cual me parece fue una forma de crear un puente energético donde los principales beneficiados serían estas personas. Tal vez se trate de una excesiva paranoia de mi parte, pero esa fragmento en especifico de tu relato me pareció sumamente preocupante.

No obstante, creo que el mismo hecho que tu sobrino reconociera esta vinculación nociva - a cualquier nivel- y que tomara la decisión conciente de detenerla, simplemente anulo cualquier efecto posterior que pudiera tener algún ritual mágico realizado en detrimento suyo. Todos creamos nuestra realidad a través de las palabras y la convicción. No hay mayor poder que nuestra fuerza y nuestra personal convicción.

Como siempre, un placer leerte.

Saludos, Sator.

Gabriel dijo...

En particular he sentido el ultimo año algo por el estilo.

Me gustaria conocer q se puede hacer el el tema.

Aithra dijo...

Sator, te felicito por tu blog, en verdad muy interesante, soy de Puerto Rico y desde hace un par de años leo sobre esta corriente de Chaos Magick, este artículo en particular (El caso de Fabian)llamó mucho mi atención, esto es una realidad, pero me gustaria que explicaras, como cortar con esos lazos energéticos y así evitar seguir alimentando a estos vampiros, ya que eso es lo que son, por favor postea sobre este particular.