lunes, marzo 13, 2006

Quiron; el sanador herido

Quiron. El sanador herido.

Sigmund Freud, el médico vienés iniciador de la escuela sicoanalítica. Se dió cuenta de que los mitos y tragedias griegas; contenían una veta enorme de significado para el entendimiento de la estructura de la mente humana.
El panteón griego, resulta fascinante, porque sus personajes, al presentarse con características humanas nos reflejan las contradicciones que se dan en la difícil negociación que se establece entre una personalidad conflictuada interiormente y una realidad que se niega a otorgar la gratificación inmediata de los deseos.
De entre todos los relatos que nos hereda esa cultura, se destaca uno en especial. El de Quiron el centauro, un ser marcado por la tragedia y que sin embargo, fue capaz de remontar la adversidad e inmortalizarse por las aportaciones de su genio.
Antes de pasar a la exposición del mito conviene precisar que si bien estamos en el terreno que bordea la fantasía y le religión este relato en particular tiene claras repercusiones en la cultura occidental en la siguiente forma. Son dos las fuentes escritas que definen en sus origenes nuestro pensamiento. Por un lado, el Antiguo y el Nuevo Testamento, es decir la Biblia, y por otro los libros de el poeta griego Homero, La Iliada y la Odisea. De los griegos heredamos, conceptos como democracia, filosofía, derecho, y arte entre otros. El mito de Quiron esta presenta en la Iliada ya que se suponía que el centauro fue el maestro del guerrero Aquiles. Este antes de entrar en batalla expresa una idea, que seguramente era enseñanza de su maestro y que en el futuro ayudará a definir nuestras forma de ver el honor y la inmortalidad. Aquiles dice, ante mi se abren dos caminos, si mañana entro en batalla es seguro que moriré, pero mi nombre permanecerá inmortal en la memoria de los hombres, y si elijo regresar a mi ciudad con mi familia, viviré una vida larga y llena de amor, pero oscura e ignorada. Una disyuntiva claramente Quironiana, como veremos a continuación.
Como en la mayoría de los mitos existen versiones y variaciones dentro de la historia, pero la más popular sería la siguiente.
Filira, era hija de Océano y por tanto sobrina de Cronos, el Dios del tiempo. Al ser pretendida por su tío la ninfa le pide auxilio a Zeus, el cual la transforma en yegua para despistar a su libidinoso pariente. Este al descubrir el engaño se convierte en caballo para poseerla. Filira queda preñada y después de un parto difícil da a luz a Quiron, que nace con cabeza, brazos y torso humanos y con cuerpo y patas de caballo. La ninfa horrorizada se da cuenta que ha parido un monstruo y se transforma en tilo para evitar amamantarlo. A partir de allí la crianza del centauro corre a cargo de Apolo y Atenea, dioses de la razón y las artes y pronto da muestras de su mesura y buen juicio a diferencia del resto de los centauros que tenían fama de rebeldes y pendencieros. Quiron llega a conocer de escritura y música y tiene dotes de profeta, por lo que llega a ser muy apreciado como maestro.La educación de Hercules, Eneas, Jason, Aquiles, y Asklepio entre otros se las da el centauro. Hercules lo hiere accidentalmente, en una pata, con la espada que había ocupado en matar a la Medusa y que al contener su sangre era mortal. Quiron al ser hijo de un dios, no muere pero queda marcado por una herida que le causa dolores insufribles. El mito señala que al buscar una cura para su mal, el centauro descubre la medicina. Entonces encontramos la paradoja del sanador herido; capaz de curar a otros pero no así mismo. Al final el centauro sube al cielo a ocupar la constelación de sagitario por sus aportaciones a Dioses y hombres.
A mediados del siglo pasado se descubre un grupo de pequeños planetas orbitando entre Júpiter y Saturno, a los que se llamó los centauros. Y al mayor de éstos se bautizo como Quiron. Desde entonces los astrologos toman nota de en que casa se ubica este planeta, pues se considera que ese aspecto en particular de la vida del individuo va a estar afligido por una prueba dolorosa, pero que entraña una gran lección de vida, que si se supera exitosamente le va a aportar sabiduría y la posibilidad de convertirse en maestro de otros. Claro esta es solo una posibilidad. Puesto que la persona puede escoger no trascender más allá de la respuesta irreflexiva (parte animal). Y padecer el dolor sin tomar el aprendizaje.

3 comentarios:

Daniel Vivanco dijo...

Saludos
primera vez que encuentro un comentario tan atinado sobre Quirón, a veces ni siquiera los mismos astrologos son capaces de reconocer esa faceta del Asteroide en una carta natal, me explico.
Se sabe que Quirón instruyó a Hercules ya que Zeus recibia tantas quejas por la destrucción y problemas que Hercules generaba por mal utilizar su fuerza, como un bruto, que Zeus se lo entrega a quirón para su instrucción.Es asi que Hercules más que maltratado o humillado, fie instruido y disciplinado por Quirón.Cuando la persona es capaz de reconocer su quirón mas que recibir el maltrato del centauro (entre sus patas) y se esfuerza por superarse y aprender de esta experiencia, este quirón se da vuelta energeticamente y ahora "yo monto a Quirón para galopar juntos en la vida, a la par", es asi que podemos transformarnos en maestros de nuestra herida, mastros gracias a la experiencia dolorosa, tan solo por autoconocimiento y voluntad de transformacion.
atte
Daniel Vivanco
thelem77@gmail.com

ocano dijo...

Llegue aca buscando sobre quiron, el mito y tu texto me parecio muy bueno, ahora tengo la pregunta de que tiene que ver la astrologia en todo eso ?? particularmente con mi vida o parafraseando al comentario anterior... con el problema entre mis patas ??

Muchas Gracias

Manuel Ruperez dijo...

La paradoja de Quirón como el sanador herido enlaza muy bien con el poder de la mente mencionado en tu anterior artículo. El poder de la mente sobre la materia es innato en los hombres.

Es "mágico" que seamos capaces de convertir un pensamiento inmaterial en algo material. Por ejemplo el mero hecho de transformar un pensamiento al lenguaje escrito. Creo que ahí radica uno de los verdaderos poderes del hombre. Como digo, la mente sobre la materia.

Un saludo. Manuel.