miércoles, marzo 24, 2010

Chaos


Hakim Bey es el seudónimo de Peter Lamborn Wilson (n. Nueva York, 1945). Es un escritor ensayista y poeta estadounidense que se describe a sí mismo como “anarquista ontológico" y sufí. Hakim Bey significa "El Señor Juez" en turco. Se hizo famoso en 1990 con su obra Zona Temporalmente Autónoma, la cual inicia con el poema Chaos. Algunos escritores consideran a Hakim Bey como el padre ideológico de los hackers.
Además de diversos ensayos sobre las tradiciones de las sociedades secretas chinas –Tong-, Bey introdujo el concepto de Zona Autónoma Temporal a partir de sus estudios históricos sobre las utopías piratas.
Considerando los antecedentes del autor; su poema Chaos es susceptible de ser interpretado como una exploración artística de las profundidades metafísicas.
Es interesante notar como en el desarrollo del texto se alude al término “ellos” en una forma que parece trascender el significado de gobierno-estado. Hay que recordar que la palabra griega Chaos es equiparable al término Pleroma de los gnósticos; un estado de vacío total preñado de posibilidades. De acuerdo a ésta escuela de pensamiento, el Pleroma engendró a Sophia –Sabiduría- que a su vez engendró a los Archontes, que celosos del poder de su madre para crear, formaron el universo material para equipararse a ella y erigirse como Dioses. Sin embargo el mundo físico es una prisión cruel y bizarra para las almas encarceladas en él, lo que constituye un tema central en el pensamiento gnóstico.
Los Archontes han creado un orden falso; un tejido de injusticia y sufrimiento que a simple vista parece ser la base de las sociedades ordenadas y democráticas; lo que en realidad solo es una distracción para las crueldades y mentiras de nuestro mundo imperfecto; esto nos mantiene pasivos frente a las realidades físicas y espirituales.

Chaos
El Chaos nunca muere. Bloque sin tallar primigenio, exclusivo monstruo adorador; inerte y espontáneo, más ultravioleta que cualquier mitología –como las sombras antes de Babilonia-, la original e indiferenciada unicidad del ser que todavía radia serena como los negros banderines de los asesinos, azarosos y perpetuamente intoxicados.
El Chaos viene antes que cualquier principio de orden y entropía, no es un Dios ni un gusano, sus idiotas deseos encompasan y definen cualquier posible coreografía, todos los Aeters vacíos de significado y flogistos -1- : sus máscaras son cristalizaciones de su ausencia de rostro, como nubes.
Todo en la naturaleza es perfectamente real incluyendo a la conciencia, no hay absolutamente nada de que preocuparse. No solo las cadenas de la ley han sido rotas, puesto que nunca existieron; los demonios nunca guardaron las estrellas, el imperio nunca llegó a fundarse, y a Eros no le creció la barba.
No; escucha, lo que pasó fue esto; ellos te mintieron, te vendieron las ideas del bien y el mal, te otorgaron la desconfianza hacia tu cuerpo y la vergüenza por las profecías del Chaos, inventaron palabras para expresar el disgusto por el amor molecular, te hipnotizaron para que no pudieras prestar atención, te dieron el tedio de la civilización y sus usureras emociones.
No existe el llegar a ser, ni la revolución, ni la lucha, no hay camino; porque tú eres el regente de tu propia piel –tu inviolable libertad espera para ser completada únicamente por el amor de otros regentes; una política de sueños, urgente como el azul del cielo.
Para cortar todos los ilusorios derechos y las dudas de históricas demandas económicas que existen desde la edad de piedra –chamanes, no sacerdotes; poetas, no señores; cazadores, no policía; recolectores de la paleolítica pereza, gentiles como la sangre, yendo desnudos por una señal o pintados como pájaros, serenos en la ola de la explícita presencia, sin relojes ahora y por siempre.
Agentes del Chaos lanzando ardientes miradas a cualquier cosa o persona capaz de atestiguar su condición, su fiebre de lux et voluptas -2-. Yo solo despierto en aquello que amo y deseo hasta el punto del terror –el resto es solo muebles cubiertos, anestesia cotidiana, mierda para el cerebro, sub-reptileano ennui -3- de regímenes totalitarios, censura banal y dolor fatuo.
Los avatares del Chaos actúan como espías; saboteadores, criminales de amour fou -4- ; ni egoístas ni desapegados, accesibles como niños, amanerados como bárbaros, plagados de obsesiones, desempleados, sensualmente trastornados, colmillos de lobo, espejos de contemplación. Ojos como flores, piratas de todos los signos y significados.
Aquí estamos, avanzando lentamente entre las cuarteaduras de las paredes de las escuelas; iglesias, gobiernos y fábricas; todos los monolitos paranoides. Segregados de la tribu por salvajes nostalgias, excavando en busca de palabras perdidas y de bombas imaginarias.
El último de los derechos posibles es el que define la percepción en sí misma, un invisible cordón dorado que nos conecta a todos: danza ilegal en los corredores de los juzgados. Si te besara aquí; ellos lo llamarían un acto de terrorismo –así que llevemos nuestras armas a la cama y despertemos la ciudad a medianoche como bandidos ebrios celebrando a balazos, el mensaje del sabor del Chaos.


1.Sustancia invisible que supuestamente existía en todas las cosas materiales y que explicaba su combustion.
2. Luz y placer.
3. La palabra Ennui existe en el idioma francés y su significado más directo es aburrimiento, aunque es usada también en la filosofía y la psicología, con significados como depresión o aburrimiento crónico, es decir como un estado permanente más que sólo un aburrimiento pasajero. Existe el concepto de Ennui también en la literatura, donde toma fuerza y significación durante el siglo XIX. En una interpretación de los Pensées de Pascal, podemos observar al Ennui como un elemento que incapacita al individuo para la acción, más allá y diferenciándolo del aburrimiento, en el aspecto de que el Ennui tiene un trasfondo metafisico, mientras que el simple aburrimiento no lo tiene.
4.El Surrealismo define el término "Amour fou" como un amor loco, salvaje y capaz de traspasar las fronteras del mundo visible; más allá de la condición hombre-mujer, amor-odio. De esta manera, el Amor, al igual que ocurre con el sentido poético, es un sentimiento puro, férreamente ligado y regido por el aspecto espiritual de la psique humana, y por lo tanto capaz de proporcionar al hombre esa "libertad" de la que carece la razón.

Hakim Bey traducido por Sator.

2 comentarios:

Buenaverno dijo...

Vaya, Me gusta, me gusta!.

F dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.