domingo, diciembre 03, 2006

Nuestros Magos Favoritos: Aleister Crowley


Debo confesar que estoy atorado con la serie de biografías que estoy haciendo alrededor de los magos del siglo xx. Debería tocar la de Aleister Crowley, y aunque hay veces que quisiera sacarle la vuelta, no puedo porque su vida es un punto neurálgico en el desarrollo de latradición mágica occidental.Cuando quiero saber acerca de un tema, especialmente de uno controvertido, idealmente recurro a las fuentes originales, y luego a los autores que están a favor, y a los que están en contra.En cuánto a las fuentes originales, sus Confesiones, el equinox yotros libros de su autoría. Me adscribo al comentario de Regardie conrespecto a la exposición de su maestro sobre el sistema Goldendawn.
"Si Aleister Crowley desaprobó mi acción -es decir la publicaciónde la Aurora Dorada- He de ser lo bastante egoísta para decir que mi trabajo editorial fue mejor que el suyo, ciertamente mi versión estuvo mejor ordenada, se adhería más a la letra del sistema de la orden y no estaba adulterada por el exceso de comentario extraño y dehorrendo entresacar."
Y es que Aleister en muchas ocasiones, más que críptico era farragoso al escribir.En cuánto a los admiradores de Crowley, muchos de ellos son incapaces de verle los defectos al hombre y al método. Ni sus plagios, ni su egocentrismo, ni su vida poco equilibrada, ni sus vicios, ni la degradación moral en que cayó arrastrando a los que se relacionaron con él, ni sus innumerables disputas ni su mitomanía.Y en lo que respecta a sus detractores, éstos se niegan areconocerle, la inteligencia, la pasión, la erudición, el valor, la exploración incesante, las muchas direcciones que nos dio para seguir trabajando, en fin la expansión de nuestros horizontes, mágicos y sociales.En fin, creo que lo mejor será presentar una biografía tomada
del `Diccionario de Esoterismo` de Marc Roberts, e ir presentando el sistema de tan controvertido personaje en partes.

Crowley, Aleister (1875 -1947). Poeta inglés, fundador de varias sectas y el ocultista más importante del siglo xx. La vida de Crowley, que proclamaba el Anticristo y la Bestia 666, puede entenderse como una liberación interior de su rígida educación cristiana. En 1898 ingreso en la Orden Golden Dawn, por la que se interesó tras leer un libro de Waite. Aunque fue tutoriado Por Mathers, su verdadero maestro fue Alan Bennett, que le introdujo en el mundo de las drogas, de las que nunca más se pudo desprender.

Crowley, que ostentaba en la Orden el nombre de «Perdurabo» (`perduraré`), hizo rápidos progresos, pero no fue admitido en la segunda Orden por la opinión que Mathers se formó en su contra. Este fracaso dio origen a un conflicto violento, durante el cual Crowley trató de destruir a Mathers con la ayuda de un ejército de 49 demonios malignos y éste a su vez ejecutó un ritual en su contra.

En 1905, después de ser expulsado del Golden Dawn, fundó su propia Orden (Astrum Argentium = `Estrella plateada`, abrev.: AA). En 1904, Aiwaz, enviado del dios egipcio Ra Hoor-Khuit, le dictó el libro Líber Al vel Legis (`Libro de las leyes`). Este año no sólo se produce la ruptura definitiva con la Orden del Golden Dawn, sino que también empieza la nueva era de Horus-Eón.

Para Crowley, la libertad de la propia voluntad es el bien más preciado del hombre, pero anteséste debe descubrir lo que quiere realmente. Así que cobra conciencia de todo ello, incluidas cosas abominables, debe llevarlo a cabo o hacerlo realidad. El interés de Crowley por la magia sexual, debido, entre otras causas, a sus conocimientos de yoga y el tantrismo adquiridos en la India, Sri Lanka y China, le puso en contacto en 1910 con Reuss, que lo nombró en 1912 director de la OTO –Ordo Templi Orientis-en Inglaterra. En esta época también empieza su amistad o, mejor dicho, su relación homosexual con el poeta Neuburg, con el cual en 1909 llevó a cabo en el desierto argelino un conjuro que había encontrado en las obras de John Dee.

En 1913 escribió un misal para la Iglesia católica gnóstica, organización paralela de la OTO. Durante la primera guerra mundial vivió en Nueva York, se ocupó de la magia sexual y escribió textos de propaganda antibritánica, lo que consideró una prueba de su libertad de pensamiento.

En 1920 fundó en Cefalu, Sicilia, la abadía de Thelema. La vida licenciosa en la abadía y la muerte misteriosa de un miembro motivaron su expulsión en 1923 por parte de las autoridades italianas (en los años 70, el director de cine Anger reconstruyó los murales de Crowley, que contenían imágenes de los «seres astrales» que éste percibía bajo los efectos de las drogas). También fue expulsado de Francia, donde vivió hasta 1929.

Después de su vuelta a Inglaterra, donde ya en 1924 estaban prohibidos sus libros, en 1932 llevó a los tribunales a la escultora Nina Hamnett por haberle acusado de practicar la magia negra. Crowley no sólo fue declarado culpable en el juicio, ya que las pruebas aportadas por N. Hamnett fueron aplastantes, sino que también perdió todo su patrimonio. Junto con Frieda Harris, a la que conoció en 1937, creó unas cartas del tarot ( Tarot) para la iniciación en la nueva era. La base estaba formada por los trabajos de Levi, el cual relacionó el tarot con el conocido árbol de la vida procedente de la -> Cabala. En 1947 Crowley murió en su retiro de Hastings (Sussex). Obras: Equinoccio I-X, El libro de las mentiras, Coraza lunar, Los libros sagrados de Thelema, Libro de la Ley, Confesiones y Obras escogidas.



.

7 comentarios:

AkashA DulcineA dijo...

Sin dudar de la habilidad esotérica de Crowley, me pongo a pensar si las drogas son -y siguen siendo- una forma confiable de llegar a resultados comprobables en cuanto a este orden de las Ciencias Ocultas... ¿se requiere de dicha inducción psicotrópica para ir más allá de la conciencia, sin que se crea que la experiencia sería una ilusión de poco valor -mágico, claro-?

Saludos.

Geisha dijo...

Siempre me he preguntado a qué te dedicas, si lees cartas, haces rituales, perteneces a una logia, secta, etc.,
Aunque no se mucho al respecto, las drogas, e incluso el uso de alcohol, para algunas culturas, era de uso exclusivo de los sacerdotes, quienes interpretaban sus visiones como mensajes de los dioses, me pregunto si esto tal vez tenga que ver con los seres astrales de los que vio ese Crowley.
Interesante eso de la 'magia sexual',ojalá hables de ello después, ya me provocó curiosidad y disculpa mis mundanos gustos.
Saludo, mi estimado Sator.

CienpiesCavernario dijo...

A mi las voces de mi infancia me han dicho -sigue el camino- y creo que voy encontrando la luz hacia el.

Sator dijo...

Con respecto a las drogas, estamos en el universo de la imagen y semejanza.Si existen plantas sicotrópicas que potencian la percepción hacia otros niveles de realidad, es porque el hombre añora constatar que somos algo más que polvo animado.Desgraciadamente los usuarios de esas sustancias no tienen desarrollados los canales para moderar su percepción.En los sistemas chamanisticos, las drogas se emplean como parte de un sistema tutoriado.
Con respecto a la curiosidad de Geisha, no me lo tomes a mal, pero cuando preguntas si leo las cartas, entiendo que tienes una imagen preconcebida del trabajo esotérico. Si lees las biografías que he ido colocando en el blog, te daras cuenta de que hacen referencia a hombres y mujeres para los que el estudio y la práctica de la magia era una forma de acrecentar su conciencia y hallar respuesta a las preguntas que desde siempre nos intrigan.¿que es el hombre?¿existe un mundo espiritual?y si es así ¿como debemos interactuar con él?. Ellos son mis modelos para el quehacer esotérico, inteligentes,eruditos,apasionados. Y aunque el Tarot es un instrumento fabuloso para la meditación,el estudio de simbolos, y ,claro está, para la adivinación. De hecho lo practico , pero no por interés económico. En cuanto a seguir el camino, la luz y la oscuridad son alternativas en este universo que oscila entre ambas. En términos generales creo que estamos aquí para ganar en consciencia y aprender a decidir, y en ese sentido cualquiera de las dos opciones pudiera ser válida. Más que la disyuntiva entre el bien y el mal, sería optar entre el "hagase tú voluntad" y el "Hagase mi voluntad". Cuando razonadamente elegimos le hacemos un servicio al universo. Desgraciadamente la gente es buena, o mala sin saber porque, lo que los coloca en un nivel de existencia por debajo de las posibilidades del ser humano.

Buddhax dijo...

El asunto de los psicoactivos es muy complicado. La mayor parte de la gente habla de estos asuntos desconociendo completamente su uso tradicional y su descripción psicofarmacológica.

Hay que diferenciar entre psicoactivos y enteogenos. Los primeros son cualquier sustancia que altera la psiquis, lo cual incluye sustancias de menor importancia, en el trabajo magico, como el cafe, el te o el alcohol. Mientras, los enteogenos son de gran potencia y develan verdades personales transformadoras tales como el DMT (ayahuasca), psilocibe, mescalina (peyote y san pedro), iboga, kava kava, etc.

Es mentira que solos los chamanes usaban estas plantas bajo tutoria. Su uso es universal. Su uso fue proscripto innumerable veces por los estados, particularmente, los teocraticos. Los chamanes son solo una cultura de encuentro con las plantas. Posiblemente, la raiz de todas las demás, pero a lo largo de la historia el encuentro con las plantas no siempre fue supervisado ni tutoriado por ningun ritual.

El uso de plantas es una vía más o un complemento a otras vías para ciertas personas, pero sus resultados no tienen menos valor que otras practicas. Toda practica en ultima instancia es un cambio neuroquimico, sea mediante ceremonia o ingestión de psicotropicos.

Sator dijo...

Si, claro que es un fenómeno universal el uso de plantas para alcanzar un estado alterado de consciencia. Pero esta discusión empieza con la observación de Akasha acerca de si son una forma de llegar a resultados confiables en esoterismo. Crowley era muy dado a la experimentación en ese aspecto y para mi gusto pagó un precio muy alto,-murió siendo adicto, pobre y repudiado por muchos- aunque por otro lado nos ayudó con su exploración incesante a mostrarnos nuevos paradigmas para la magia. Thelema , voluntad en griego era un concepto central en su sistema. El hablaba de la verdadera voluntad, muchos lo acusaron de que ese era un pretexto par el libertinaje;y bueno aquí están disociados un concepto maravillosamente generador de la aplicación práctica. Desde otro punto de vista aunque no estoy muy compenetrado con la obra de Carlos Castaneda, en alguno de sus libros leí un idea interesante. Castaneda le preguntaba a Don Juan porque el tuvo que consumir muchas veces las plantas sagradas y su otro aprendiz no. Don Juan divertido le contesta que porque él tenía la cabeza muy cerrada y era necesario que se diera cuenta de otras realidades. Palabras más, o menos es la idea, el caso es que las plantas son una opción, de tomarse siento que sería más seguro un aprendizaje tutoriado, si de lo que se trata es de derivar una experiencia que sirva como basamento para el trabajo ocultista. Aunque hay otras maneras más seguras y controladas de acceder a los planos sutiles. De todas maneras es una discusión abierta y siempre es interesante contrastar opiniones
Saludos

Geisha dijo...

¡ooooooooh! y esta admiración es como la de los niños que se admiran mucho cuando descubren algo que les interesa.

Saludo