sábado, abril 07, 2007

Enemigo mìo


Continuando con el tema de los enemigos y de las lecciones que podemos aprender de ellos, quisiera ilustrar el punto con una situación que me sucedió hace tiempo y en la que he estado reflexionando en éstos días.
Goldendawn es uno de los foros de yahoo en los que practicantes de esoterismo de habla hispana tienen un punto de encuentro, a pesar de su nombre sus alcances trascienden a los de la orden hermética y fraters y sorores de diversas membresías discuten libremente sobre temas herméticos. En general es un foro amigable. Especialmente con los que están buscando orientación en el camino mágico; sin embargo de tiempo, como en todos los foros, se da lo que en inglés se conoce como “flamming”; es decir una discusión sobre un punto en particular repentinamente se vuelve personal y los razonamientos ceden su lugar al insulto.
Eso mismo es lo que me pasó hace cerca de dos años con otro colistero. Recuerdo que éste frater tenia solo un par de meses de haber ingresado pero que en ese tiempo ya había dado muestras de tener una opinión documentada, al grado de erudición, en el campo que nos interesaba. Con un discurso estructurado, lo cuál denota inteligencia, soportaba sus argumentos con datos y anécdotas sacadas de sus estudios y experiencias.
Conozco quien sabe y no desea compartir, quien quisiera hacerlo y no tiene la pasión ò los conocimientos; pero en esta persona había todo para considerarlo un maestro. Mas sin embargo, casi desde su primer correo algo en él me resultaba repulsivo. Ahora sé que era el espejo en que se reflejaban mis propios defectos, especialmente la soberbia. Así que no taramos en empezar a discutir por un tema de astrología, ciencia a la que desacreditaba con sus opiniones. Correos iban y venían a una velocidad no vista en el foro, a cuál más ofensivo durante casi un mes. Como me había mandado sus datos de nacimiento para que le demostrara mi aptitud para elaborar una carta astral me fue posible dejar entrever algunas situaciones personales particularmente dolorosas. Ambos estábamos instalados en la antítesis de la prudencia y el respeto.
Por esos días comencé a sentirme extraño; me miraba en el espejo y no reconocía ni mi semblante ni mi color habitual, para colmo estuve a punto de sufrir accidentes de tránsito inverosímiles y el estado de tensión en el que había caído me hacía cometer errores de juicio en mi negocio. Así que de inmediato sospeché de un ataque mágico, la opción de leerme el tarot para confirmarlo estaba descartada puesto que era el equivalente a un doctor auto diagnosticándose. Por lo que acudí con un amigo astrólogo para que me levantara una carta horaria a pregunta expresa ¿me están atacando por medios mágicos?
Entre paréntesis la astrología horaria ò judicial es la que se encarga de dar respuesta a preguntas especificas, y era muy apreciada por reyes y gobernantes en el pasado, tiene un número grande de reglas y da poco margen a la interpretación, es decir sus repuestas son claras y sin ambigüedades.
Al momento de delinear la carta del momento apareció una gran cruz cósmica, en la que el crucificado iba a ser yo por supuesto. Al recibir respuesta afirmativa tuve la sensación de que alguien se habìa metido a mi casa, con la adrenalina a tope solo pensaba en la venganza, no tenía la perspectiva de hoy en día.
Lo primero en estos casos era algo de profilaxis en mi persona y lugares habituales para disolver el ataque, entretanto estuve barajando estrategias de revancha, contando con la opinión y posible participación de algunos amigos dispuestos a ayudarme despues de escuchar mi versión de los hechos.
Sin embargo la voz más razonable vino de una persona a la que estimo mucho que me sugirió un ritual de corte egipcio acudiendo al poder espiritual de Maat; el Neter que representa el equilibrio y la justicia, en si no era muy complicado en su ejecución, pero sus alcances debieron ser motivo de cuidadosa reflexión. Postrar la cabeza ante los dioses y pedirles humildemente le otorgaran a cada uno de los involucrados lo que merecìan y esperar su misericordia ò su ley. La profilaxis duró casi dos semanas y el ambiente se fue aclarando en mi vida. Después del ritual de Maat de mi rival ya no supe casi nada, desapareció de Goldendawn y solo alcancé a leer un par de mensajes en otros foros a los que era asiduo. Él; que podía llegar a mandar más de cien correos por mes se silenció. En el pasado eso lo consideraba como una victoria fantaseando en el destino del otro, pero en éste momento a la luz del ritual de Sitael puedo aquilatar mis perdidas. Por soberbia dejé pasar la oportunidad de hacer amistad con un practicante de altos vuelos, en éstos días en los que las relaciones superficiales son la tónica en mi vida; en el que sé que los iniciados se cuentan con los dedos de la mano y que mi alma añora un interlocutor inteligente, me doy cuentas de las consecuencias de mis actos. Ahora no puedo presumir de ser mas prudente o tolerante, pero si de saber que la vida te da lecciones sutiles y que hay ocasiones que los Dioses nos castigan concediéndonos nuestros insensatos deseos.

3 comentarios:

Diana dijo...

Hola Amigo...
No te he escrito por algunas razones...la principal, no se ni por donde empezar..jeje no se porque ultimamente me ha pasado cada cosa!

Me gusta venir a leerte, pero ahora sabes que...
estoy en espera de un MILAGRO..!!

Besos

Diana

Lili Evil dijo...

El simple hecho de estar encolerizada con alguien me hace cometer errores garrafales, me desbalancea las emociones y, aún y cuando quizá dicha persona ni siquiera me esté haciendo algo, me sugestiono y llego a pensar que realmente me está deseando algo malo.

AURUM dijo...

Saludos Sator,

Hace tiempo que encontré tu blog y o he estado leyendo reiterativamente. Me da gusto que se hable de estos temas y poder encontrar a alguien que practique la Magia, me gustaria entrar en contacto con tigo tal vez me puedas ayudar en mis dudas.