martes, setiembre 26, 2006

El ritual de la sal y el vinagre

La sal y el vinagre son ingredientes míticos utilizados desde tiempos remotos en la Alquimia, en religiones, rituales de magia, etc. Son elementos tradicionales de la hospitalidad en muchos países. Por ejemplo, según las Ordenanzas Militares de Carlos III, los soldados tenían derecho a exigirlos donde se alojasen.El ritual de la sal y el vinagre se basa en una reacción entre ambos compuestos, que podríamos situar en la frontera entre la físico-química y la magia. Es un proceso de limpieza muy antiguo, discutible si se quiere, pero que en la práctica elimina la nocividad o el maleficio en la mayoría de los casos. Para efectuar el ritual se echa un puñado de sal marina o sal gorda en un cuenco de barro -una vasija de loza o vidrio sirve igualmente- que contenga un poco de vinagre en el fondo. El cuenco se pone sobre un plato sopero -para evitar manchas- y se deja en reposo en un lugar de la habitación que se quiere purificar (encima de un armario, dentro de un cajón, o cualquier otro sitio donde no estorbe). Es entonces cuando ocurre lo insólito. Si en el ambiente hay una negatividad, al día siguiente o antes comprobaremos cómo la sal ha trepado por las paredes interiores de la vasija llegando hasta el borde y baja por el exterior, derramándose en el plato, que para eso se pone. La velocidad de esta reacción parece que depende de la intensidad de la negatividad, y a veces tarda varios días en iniciarse. Normalmente se deja en reposo durante un par de semanas. Los expertos aconsejan 13 días. Si el ambiente está cargado y la sal ha remontado las paredes, habrá que limpiar el recipiente y repetir la operación con sal y vinagre nuevos por otros trece días, y así sucesivamente hasta que no haya indicios de reacción. Esto indicará que la nocividad ha desaparecido. Si la primera vez la reacción (la subida de la sal) es tímida, parece que con ello es suficiente y no hay que hacerlo de nuevo. Analizando el fenómeno desde el punto de vista físico-químico, una parte de la sal se disuelve en el vinagre, que queda saturado. Esta solución se evapora ligeramente en la parte más superficial haciendo que cristalice otra vez la sal disuelta anteriormente. En teoría sería posible que la solución ascendiera hasta el borde de la vasija a través de los nuevos cristales que se van formando en el límite de la superficie, que absorben el vinagre saturado de sal hacia arriba, formando capas superiores de cristales. Pero este proceso es lento y llevaría semanas que la solución alcanzase el contorno del vaso. En el caso que nos ocupa lo frecuente es que en un día o menos la mezcla sobrepase el borde y se derrame en el plato. Tiene que haber alguna causa que acelere el proceso, pero ¿cuál? De acuerdo con las leyes de la Química, esta reacción debería producirse o bien siempre que se opera de la misma manera o nunca. ¿Por qué no es reproducible y no se repite cada vez que aplicamos las mismas condiciones? Cuando en la primera operación ha habido ascenso y derrame de sal y en la segunda -con la misma vasija u otra semejante, la misma cantidad de sal y vinagre, del mismo origen, y a temperatura y humedad similares- no ocurre nada, es que hay otra condición externa que ignoramos y que ha cambiado los factores. ¿Son estas molestas negatividades que supuestamente flotan por el ambiente y que luego desaparecen, las que lo provocan?

10 comentarios:

Sator dijo...

Según Roger de Lafforest, el campo magnético que rodea a una persona tiene mucho que ver en la suerte que ésta tenga o provoque en su entorno. En su libro «Las leyes de la suerte» nos cuenta que varios investigadores norteamericanos descubrieron que la modificación del campo magnético borraba la fatiga laboral, permitiendo trabajar indefinidamente sin necesidad de descansar. Experimentos posteriores, realizados con un individuo famoso por su gafe, probaron que al colocarle un pequeño imán sobre el plexo solar cesaban todas sus influencias maléficas. Pero bastaba con retirarle el aparatito para que éstas reaparecieran con más virulencia que nunca. Animados por los resultados, continuaron los estudios con otros sujetos llegando a la conclusión de que la variación del campo magnético sirve para curar el mal de ojo y volver inofensivos a los gafes, pero no puede dotar de buena suerte a quien no la tiene ni quitársela a quien la posee en abundancia. En cambio, sí puede conseguir que individuos que no tienen ningún éxito sexual adquieran dotes de seducción... Según Lafforest, el «milagro» erótico se logra cambiando la frecuencia e intensidad de las vibraciones emitidas por el cuerpo humano, alargándolas o acortándolas en función de la llamada sexual del entorno. Pero no recomendamos a los amantes frustrados que se coloquen un imán en el pecho, porque los especialistas esotéricos aseguran que la modificación del campo vibratorio debe ser realizada por quienes sepan controlar los cambios que se producen.

Geisha dijo...

Eso de la sal, ¿ya lo hizo? me ha quedado una gran curiosidad con respecto a la sal y el vinagre.
¿De dónde viene esa costumbre o creencia?
¿lo del campo magnético cómo puedo medirlo?
¿qué son gafes?
Tengo muchas dudas, pero que interesante.
Saludo.

Tina Marie ex puta dijo...

Muy interesante tu blog.
Gracias por visitar el mío.
Saludos.

Sator dijo...

Interesante encontrar un articulo así en un foro de magia.
> El asunto de la influencia de las sustancias químicas sobre la manifestación física de entidades sutiles pertenece en realidad al campo de la alquimia, que es una de las disciplinas esotéricas menos conocidas y por ende mas deformadas.
>
> El caso es que la subida de sales por las paredes de los recipientes es algo conocido desde muy antiguo y está relacionado con la llamada "sublimación alquímica" que era definida como "la elevación de lo seco con ayuda del fuego con adherencia a su propio vaso" . Esto induce un efecto alrededor del recipiente que se puede detectar tanto psíquica como físicamente.
>
> Este fenómeno no ocurre solo con la sal común y el vinagre, sino también con multitud de mezclas de sustancias siendo el requisito que una sea sólida y la otra volátil.
> Depende mucho de la humedad existente en el medio ambiente, de la temperatura y del estado de ionización atmosférica. Y es por aquí por donde contacta con el asunto mágico.
> La manifestación a apariencia visible precisa de cierto grado de ionización atmosférica, así como de la existencia de partículas en suspensión en el aire y de la presencia de una entidad que sea capaz de usar esto como base para su manifestación.
> Si quitamos la ionización del aire esto se dificulta y la atmósfera se aclara síquicamente.
>
> La mezcla de vinagre y sal produce este resultado por la pequeña cantidad de iones ácidos que se liberan a la atmósfera, lo cual rompe las condiciones para la manifestación de las entidades astrales. Un efecto aun más intenso puede obtenerse usando pequeñas cantidades de ácidos más potentes como por ejemplo la mezcla de ácido clorhídrico y cloruro sódico o de nitrato potásico y ácido nítrico, pero el manejo de estas sustancias puede ser peligroso para gente inexperta.
>

m dolores dijo...

pregunto aber sialgien me responde si la sal desaparece y aparece en la mesa en menos de 24 hora que significa

Julieta dijo...

En casa hemos hecho esta limpieza. Después de mucho tiempo, mi hermana ha vuelto a poner la sal y el vinagre, hace un par de días limpió el vaso y volvió a poner la sal y el vinagre, después de 4 o 5 días mas o menos, la sal se ha empezado a poner azul, alguien sabe por que pasa??

Julieta dijo...

En casa hemos hecho esta limpieza. Después de mucho tiempo, mi hermana ha vuelto a poner la sal y el vinagre, hace un par de días limpió el vaso y volvió a poner la sal y el vinagre, después de 4 o 5 días mas o menos, la sal se ha empezado a poner azul, alguien sabe por que pasa??

Lost Soul dijo...

El año pasado, sentia cosas en mi casa que no me gustaban nada y mucho miedo, hice la mezcla de sal y vinagre, cruces de azucar y canela hasta que cansado de que nada funcionase, compre una lampara de sal que iba poniendo cada dia en una habitacion distinta de la casa y deje de notar cosas extrañas pero hace una semana vuelvo a sentir cosas, tuve pesadillas, incluso un dia soñe con el diablo que era un hombre de negro y yo hablaba con el pero no queria irse. pues bien, harto de nuevo de sentir sensaciones en mi de... no llega a ser miedo pero casi si, de nuevo puse vasos de sal y vinagre por toda la casa y de inmediato la sal se pone azul. ¿alguien me dice que esta pasando? no dejo de cambiarlos y esto no para!
necesito ayuda, por favor agregadme y ayudadme: jayk8@hotmail.es

Gracias.

FLORINDA PORTORREAL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
FLORINDA PORTORREAL dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.